Territorio

El terreno del Penedés es generalmente calcáreo-arcilloso, pero destaca por sus diferentes posibilidades de terruño y altitud , mientras que en el Alt Penedés el terreno son más arcillosos con presencia abundante de cal, con más oscilaciones en la profundidad y con mayor capacidad de retención hídrica el Bajo Penedés tiende a tierras poco profundos y más pedregosos con escasa capacidad de retención hídrica y ambas zonas del Penedés tienen unos índices de materia orgánica baja.

Climáticamente el Alt Penedés es marcado por el contraste día / noche con días calurosos y noches frescas mientras que la finca del Baix Penedés está más influenciada marítimamente con fuertes insolaciones y temperaturas más templadas con veranos calurosos y húmedos. La combinación de estas condiciones de clima y las variaciones en la composición y la riqueza del suelo condicionan el ciclo de maduración de la vid.

Las tierras de Penedés siempre han sido privilegiadas para el cultivo de la vid para sus vientos, riqueza con nutrientes de la tierra y su óptima pluviometría y que la hacen excelente para el cultivo de la vid.